Redes adolescentes ¡cuidado! ¡son las parcas!

yodel

 

 

Yik Yak

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es que son las parcas –redes sociales adolescentes– de la mitología romana…

Una tejía el hilo de la vida, la otra marcaba su extensión y la tercera dictaba cuándo había que cortarlo.

En realidad la gente de la época en la antigua Roma pensaba que Nona, Décima y Morta (las tres parcas) eran unas hilanderas que estaban ahí y dirigían su vida, especialmente Décima, pues era la que planificaba y dirigía la vida del mortal, hasta interviniendo en su vida matrimonial, como sus primas las “moiras” de la mitología griega. Sí había más.

¿Pero qué tienen que ver las parcas con “Yik Yak”, “Whisper” y “Yodel”?… Pues que son redes adolescentes y anónimas. A ver, voy a explicarme porque los que somos padres hemos de estar al día con todo lo relativo la tecnología y el avance de los dispositivos electrónicos, para tener la debida seguridad informática de nuestra familia. ¡Ah! y no vale aquello de que …huy! …. yo .. a ver….la tecnología no es para mí. No, no se puede decir.

Las tres “parcas” tecnológicas “Yik Yak”, “Whisper” y “Yodel”son tres redes sociales adolescentes para móviles, que no requieren registro alguno y están haciendo furor entre adolescentes de medio mundo.

¿Por qué? Pues porque permiten conectar  de manera anónima con  alguien que está en un radio determinado de kilómetros, pero sin necesidad de identificarse. Ahí va la razón del anonimato y el secreto, permite decir cosas que de frente no se atreverían a decir. Y lo desconocido y oculto siempre atrae a los más jóvenes.  Y otra cosa….estas redes sociales crean adicción.

Se pueden usar como un “arma” excelente para acosar, humillar, y destrozar la reputación de otro.

Alguien dirá que, a ver, no hay para tanto, porque de hecho se puede dar mal uso a cualquier dispositivo electrónico, y eso es verdad. Pero el contrapunto está en que no es lo mismo diseñar un cuchillo para cortar jamón, que diseñar un puñal de uso militar cuyas características específicas son para infringir el mayor daño posible al enemigo, y hasta quitarle la vida. Es que no es lo mismo. Lo primero sí lo tendremos en casa, seguramente que lo segundo no.

Aun aceptando la bondad de las intenciones de los diseñadores de las redes sociales anónimas para móviles, cabría preguntar…¿a qué segmento del consumidor va dirigido, y por qué a ese?

¿Nos imaginamos a un padre al volante de su automóvil de camino a visitar a unos clientes, que hace tiempo que no le compran sus productos, y que está pensando el por qué no cuentan con él? Pues ese padre no tendrá en la mano el móvil usando “Yodel” para buscar una entretenimiento de 15 minutos con personas a las que no conoce de nada, ni se dedicará de forma anónima  a acosar a algún vecino de la calle por la que pasa.

Por tanto, el producto va dirigido al sector juvenil o adolescente que tiene, en algunas ocasiones…

  1. El tiempo
  2. La inexperiencia
  3. El fuerte deseo de probar cosas nuevas
  4. La confianza del anonimato
  5. La atracción por experimentar lo enfermizo

Decía que tales aplicaciones son como las “parcas” porque en manos indebidas pueden ser el medio para que alguien, quizás un adolescente, esté “tejiendo” la vida de nuestras hija, o quizás “viendo hasta dónde la quiere dejar llegar” o acaso la “corte” de golpe, infringiendo mucho daño.

Y seamos realistas, nuestros hijos pueden ser víctimas o verdugos.

Y de acuerdo, no imputemos malos motivos, no, aunque las experiencias de algunos dicen que estas redes sociales crean adicción.

Pero la falta de madurez puede ser dañina y no es óbice para aceptar cualquier cosa y dejarla pasar como un inocente juego infantil.

¿Quieres saber algunos datos concretos de “Yik Yak”, “Whisper” y “Yodel”..te cuento…

Yik Yak

Es una aplicación que tiene ya casi 10 años y que permite enviar mensajes de forma anónima a usuarios que estén ubicados en un radio de 2,4 km. ¿Por qué una limitación tan concreta?

Está destinada a estimular el intercambio de mensajes de máximo 200 caracteres en pequeñas comunidades, como podría ser una universidad o un colegio mayor. Como el usuario no puede ir más allá, pues se concentra en quien tiene más cerca lógicamente. Pero esto te lo comento al final.

Además, los usuarios pueden votar la popularidad de sus contenidos con “likes” o dislikes”.

De hecho, en U.S.A. se han registrado casos terribles de acoso y hasta vinculando el uso de la aplicación a  la muerte de una persona, Grace Rebecca Mann, estudiante de  2o años encontrada muerta el 17/4/15 según “The Washington Post” https://www.washingtonpost.com/local/crime/preliminary-hearing-set-in-killing-of-mary-washington-student/2015/06/15/9bfd6ab6-1382-11e5-89f3-61410da94eb1_story.html

El contrapunto positivo pero más en la teoría que en la práctica, es que la compañía fabricante ha añadido filtros, advertencias sobre uso indebido, ha compilado acciones irregulares de usuarios y está moderando el uso, al parecer en tiempo real.

Whisper

Nació en  2012 enfocada también al público juvenil con el estímulo de poder canalizar la necesidad de sincerarse hacia oídos atentos pero desconocidos, para buscar complicidad o consuelo.

Era el poder compartir “secretos” o “pecados personales”

En realidad, cualquiera de las “app’s” del mercado sirve para comunicarse mediante mensajes de texto e imágenes, pero los diseñadores dan un enfoque u otro a sus acciones de marketing según deseen localizar a  un público objetivo; es decir, técnicamente es lo mismo, pero variando la configuración e imagen se busca a un consumidor diferente.

La acción verbalizada también se diseña a la medida, pues los intereses de uno o otro público es distintos.

En este caso la geolocalización está inhabilitada por defecto, pero que si el usuario lo desea puede activarse y ubicar a quien esté en un radio de 500 metros.

Yodel

Una más, y que en nuestro país está haciendo estragos.

Permite entrar en contacto con otros “yodels” en un radio de 10 km sin necesidad de alta o registro.

De hecho, aquí se está usando para acosar y amedrentar a adolescentes y niños según muchos padres expresan en diferentes foros de la red y al grado de presentar denuncias a las autoridades.

Concretamente, padres de alumnos del Instituto Vegas Bajas de Montijo (Badajoz) presentaron una denuncia ante la Guardia Civil pues sus hijos estaban siendo amenazados a través de la app según informa https://es.finance.yahoo.com/blogs/fintechnologiayredes/yodel

Las amenazas pueden ser directas o indirectas, como el hacer correr rumores o bulos o escarnios.

Tiene una seria repercusión y hasta la plataforma Change.org tiene una cuenta que pide su cierre inmediato por la difusión de mensajes sumamente agresivos de unos jóvenes hacia otros.

En síntesis…

La tecnología de por sí no tiene cualidades, sino que recoge “funcionalidades” técnicas cuyo uso depende del ser humano que la utiliza.

Este ser humano debe de cultivar cualidades o buenas características de personalidad para utilizar bien los medios a su disposición, pero esto pasa por la educación y civismo que la sociedad puede aportar y que la familia y los padres deben dar a sus hijos.

Ah! un detalle importante que quedó en el aire …había comentado ….”Como el usuario no puede ir más allá, pues se concentra en quien tiene más cerca lógicamente” ¿? y que lo dejaba para el final…

¿Por qué las app’s con menos radio de acción pueden ser las más intimidatorias? ¿Por qué le vienen bien al acosador?

Porque un chico o chica adolescente va a sentir un pavor indescriptible o una vergüenza insuperable, si la agresión le viene de un radio de no más de 2.000 metros.

Tiene a su enemigo muy cerca, seguro. No viene de Australia.

Y estas redes sociales  crean adicción.

¿Está claro verdad?

Vigilemos que la tecnología de los medios de comunicación no se convierta en las “parcas” o “moiras” que moldeen o destruyan a  nuestros hijos.

Pero no le echemos la culpa a otros por la falta de educación y supervisión.  No podemos delegar en nadie.

Les hemos de dar tiempo y dedicación, preguntar, escuchar y conversar. Y si hay algo que no nos gusta…no nos alteremos…sigamos con ellos, no sea que busquen otros oídos que no sean  los nuestros.

Ah! y como siempre…que las redes sociales adolescentes no les enreden. Y de nuevo, estas redes sociales crean adicción.

Saludos, Carlos.

¡Compartir hace sentir bien...divúlgalo!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 comentarios en “Redes adolescentes ¡cuidado! ¡son las parcas!

Deja un comentario